Ravioles de Chiles en Nogada 

Nuestra versión de los Chiles en Nogada es un homenaje que Gotan hace a esta tradicional receta de la cocina mexicana.

La temporada de Chiles en Nogada llega a Gotan a partir del 19 de agosto. Disfruta nuestros Ravioles preparados con masa de chile poblano, rellenos de picadillo dulce, bañados en nogada y decorados con granada roja. No te quedes sin probar este platillo único, con el que festejamos a México, con motivo de las Fiestas Patrias.

Reserva al 55126203

 

 

¿Con qué se acompaña el Chile en Nogada? El maridaje sugerido para nuestros ravioles es una copa de vino blanco

Historia de los Chiles en Nogada

La historia de los chiles en nogada está ligada a la historia de México. 

Los chiles en nogada llevan los tres colores de la bandera de México en la crema de nuez de Castilla, el perejil y la granada.

Este platillo fue creado por monjas poblanas quienes, contagiadas del espíritu y fervor patriótico que prepararon un platillo que tuviera los tres colores de la bandera con motivo de la entrada de Agustín de Iturbide a la ciudad de Puebla.

La especialista Letty Gordon señala al respecto:

"La comida mexicana fue producto de un mestizaje entre los usos y alimentos indígenas. Al consumarse la Independencia, en 1821, llegaron extranjeros de Europa y Estados Unidos, muchos de los cuales se establecieron en México e introdujeron algunas de sus costumbres alimenticias.

"Pero, como sucede con la comida, las costumbres se mezclaron y junto a esas exquisiteces extranjeras importadas aparecieron las mancerinas de plata para el chocolate, las vajillas de talavera, las cazuelas y los jarros. Francia: Los franceses se establecieron en varios puntos de nuestro territorio y abrieron restaurantes donde se servían platillos franceses, quesos, vinos, licores y postres. También crearon las pastelerías. España: Durante la Colonia llegaron los españoles; se dedicaron al comercio y abrieron los llamados cajones de ropa, donde se vendía también mantelería y encajes para el servicio de mesa. Instalaron molinos de nixtamal para procesar el maíz utilizado en las tortillerías, así como los molinos de trigo con cuya harina se preparaba el pan. Inglaterra: Con los ingleses llega el té, no tan popular en el país, las carnes asadas a medio cocer, sangrantes y, por lo tanto, poco duras, contrarias a las viandas suaves acompañadas con salsas que tanto le gustan al mexicano. Estados Unidos: Desde la declaración de la Independencia empezaron a visitarnos los estadounidenses; durante la invasión de 1847 se instalaron en cantinas y bares a su estilo y seguramente consumían whisky, destilado de grano. Alemania: Los alemanes plantaron cafeteros en las zonas donde podía producirse ese estimulante y los sembradíos de café aparecieron en los estados de Chiapas, Tabasco y Veracruz".



Del platillo nacional por excelencia

Los chiles en nogada es uno de los platillos nacionales por excelencia. La aparición de los famosos chiles en nogada coincide con la etapa de la Independencia Nacional y la reafirmación de la soberanía.

En 1821, año de la consumación de la Independencia, el espíritu patriótico de los mexicanos y los hechos históricos fueron definitivos para el país. Ese año recibió el apelativo de "trigarante", ya que fue durante el mes de septiembre que se vistió por primera vez de colores la bandera, que en ese mismo periodo había sido creada. El personaje central de estos sucesos fue Agustín de Iturbide, autor del Plan de Iguala y creador del Tratado de Córdoba. A su regreso de la Villa de Córdoba, donde firmó el famoso tratado, decidió visitar Puebla en razón de que sus habitantes le eran fieles por haber logrado la capitulación de Puebla de los Ángeles. Por ello, decidió festejar su santo en esa ciudad, donde fue recibido por sus partidarios con un banquete el 28 de agosto de 1821, día de San Agustín. El lugar lucía con esplendor los tres colores de la naciente bandera nacional: verde (la Independencia), blanco (la religión) y rojo (la unión), así como una selecta variedad de platillos poblanos elaborados por las Madres Contemplativas Agustinas del convento de Santa Mónica. Para ello utilizaron los ingredientes de temporada, pues la cocina es hija del suelo y de la lengua; aprovecharon la nuez de Castilla tierna y la granada de corona y bermellón para que la salsa y los granos ostentaran los colores blanco y rojo de la bandera, el verde se encontraba constituido por hojitas de perejil que adornaban el chile.

 

Con información de EL UNIVERSAL

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Gotan Restaurante Argentino Teléfono: 01 55 5512 6203 Email: gotangotan2010@gmail.com

Llamar

E-mail

Cómo llegar